Aprende a preparar tus propios maquillajes caseros

2 años
4582 Visitas

¿Te has puesto a pensar la cantidad de maquillajes que tienes o los que venden en las tiendas? ¿Tu presupuesto no es lo suficientemente holgado como para gastarlo en make-up?

¿Necesitas un delineador o un brillo para labios y estás buscando una alternativa más natural? Entonces, no dudes en leer el siguiente artículo. Aprenderás cómo hacer tus propios maquillajes. Si, caseros, económicos, naturales y duraderos.

Brillo para labios

Balsamo-para-labios

Si tienes un labial que te encanta y no quieres que se te acabe por nada del mundo, un buen consejo es mezclarlo con vaselina para que dure más y tengas que usar menos. Es muy simple. Primero aplica una vez por el labio superior y otra por el labio inferior. En vez de hacer una segunda pasada, aplica vaselina líquida con suaves golpecitos.

Verás como brilla el tono y cómo el labial permanece en tus labios desde la mañana hasta la noche (o viceversa). Si bien no es una receta para hacer maquillaje casero, es un buen tip para usar menos cantidad de un producto.

Sombras de ojos

Prebase-para-sombras-de-ojos

Este maquillaje está hecho con pigmentos naturales en estado puro, pero luego le añaden otros componentes en los laboratorios para que rindan más. Si quieres una alternativa casera, puedes conseguir en una cosmética esos pigmentos y combinarlos con una cucharada de vaselina. Obtendrás una sombra en crema con más textura y usarás menos cantidad.

En cuánto a las rectas caseras, puedes usar cacao en polvo (si quieres sombra marrón), spirulina (verde) o azafrán (amarillo).

Base de maquillaje

Base de maquillaje

En este caso si usaremos ingredientes que tengamos en casa, más precisamente en la cocina. La base de maquillaje te sirve para equilibrar el tono de tu piel y al mismo tiempo, esconder ciertas imperfecciones como puede ser el acné o las arrugas. La base para esta receta es la maicena o también harina de maíz. No te asustes, no quedarás como una geisha o un mimo.

Tienes que mezclarla con cacao o canela en polvo según la tonalidad de tu piel. Cuando obtengas el color deseado, almacena en un recipiente con tapa. Para que la base sea un poco más sólida puedes añadir unas gotas del aceite esencial de tu preferencia. Conseguirás así una base compacta. Para un bronceador natural, añade más cantidad de cacao o canela.

Comentarios